Marte (The martian), o la incorrección de lo correcto

1 Flares 1 Flares ×

marteEl 16 Octubre 2016 se estrenaba en España “Marte (The martian)”, película dirigida por Ridley Scott y basada en la novela “El marciano” de Andy Weir. El autor es hijo de científicos y aficionado a los temas espaciales, siendo muy exacto  en su trato cientifico, algo que se nota en esta su primera novela. ¿Habrá sido igual de exhaustivo el director del film?


 

La novela cayó en mis manos cuando la película estaba en pleno rodaje y tengo que decir que me gustó mucho, aunque siendo sincero me salté páginas enteras de narración de cálculos (esto mucho más digerible en el film); ya tuve suficientes en la carrera.

Tras el estreno de la película surgió una corriente de opinión definiéndola como fidedigna y correcta de lo que sería un posible viaje y estancia en el planeta rojo. Vivir en Marte no es tan fácil como se presume en la película, teniendo dificultades que ni se señalan en ella y sino que se lo digan a Elon Musk que se ha puesto de meta colocar a un humano en el año 2022 con su compañía SpaceX. Lo presentó en una conferencia rimbombante como es él, la cual han desmontado con una serie de preguntas sobre hechos esenciales a tener en cuenta y que él obviaba.

the_martian

 

La tormenta marciana

Al inicio del metraje el grupo de astronautas es obligado a huir del planeta debido a una tormenta marciana que les golpea brutalmente.

Las tormentas en Marte están documentadas desde hace años y son habituales, llegando algunas a durar semanas o incluso meses, pero la intensidad de estas no son como la recogida en la cinta.

En Marte se pueden dar vientos de 150-200 Km/h en algunas tormentas, produciendo estos una “amenazante” tormenta de arena muy similar a la que se daría en la Tierra con unos 50 Km/h. Esto nada tiene que ver con la devastación reflejada en la película. La diferencia de esto es debido a la menor presión atmosférica del planeta rojo, una media de 6’1 mbar frente a la media de la Tierra de 1013 mbar.

Con esto sería imposible lanzar a nuestro protagonista varias decenas de metros por una ráfaga mortal de este viento, pero a Ridley Scott le gustan las tormentas y es el personaje más usado en su filmografía ya sea en Alien, Prometheus, Tormenta blanca, El reino de los cielos o Legend.

 

El traje de astronauta

Después de quedar abandonado en Marte, Watney se despierta por la alarma de bajo nivel de oxígeno que le espeta su traje.

El traje en sí tiene un diseño poco realista, pasamos por alto la elección del color naranja para un planeta rojo (así no lo encontraban al pobre). La mochila donde está el soporte vital es minúsculo para los tiempos que se deducen están en el exterior. Otro punto en su contra es la ausencia de presurización en los trajes, la presión dentro debe ser acorde con la vida del astronauta y vista la presión en Marte esa diferencia haría que estuviera hinchado cual muñeco Michelín; lo que ocurre con los astronautas reales. Pues no, aquí son ajustaditos para marcar un poquito por si se acerca una marciana con tres pechos.

 

La Gravedad en Marte

Watley se incorpora y prosigue su camino hacia el bunker que sirve de vivienda a la expedición.

Los movimientos de los astronautas en el planeta se ven ágiles y contundentes, muy similares a los que se darían en la Tierra, pero Marte no es como la Tierra.

marte vs tierra

Marte tiene solo el 53% del tamaño de la Tierra, el 11% de la masa terrestre y el 71% de su densidad; todo esto se traduce en una menor fuerza de la gravedad igual a 3’7m/s2 frente a los conocidos 9’8m/s2 de nuestro planeta azul.

Ahora para ver que significa esto, un poco de Física Newtoniana. Suponiendo a Watley un peso de 90Kg tendríamos:

en la Tierra:

en Marte:

Nuestro aguerrido astronauta pesaría 34 Kg, por lo que los movimientos serían algo parecidos (aunque en menor grado) a los dados en la Luna. Esto también sucede con los objetos y su caída al suelo, algo que podremos ver en la explicación de la siguiente secuencia.

La diferencia entre peso y masa está explicada en un artículo anterior: “ESDLA, o el retorno del brazo del rey”.

En la parte final del film un esquelético Watley desmonta la cápsula de escape para perder peso, tira objetos por la ventana que caen pesadamente (y erróneamente) pero es insuficiente.  El jefe de misión le ha informado, el actor Chiwentel Ejiofor anteriormente empleado como esclavo durante 12 años (normal que el siguiente paso fuera en la administración), que el morro pesa 400 Kg y hay que deshacerse de él.

Si el morro pesa 400 Kg en Marte, este no lo movería empujando con la espalda ni Watley, ni Bourne, ni nadie. Si se refiere al peso en la Tierra hay que ver cuanto pesaría en Marte:

en Marte:

152 Kg, creo que nuestro debilitado astronauta tendría que hacer mucha fuerza para mover tal peso con la espalda.

Y esto solo son tres ejemplos, queda la radiación diaria, el viaje y la deradación muscular,  la gravedad artificial de la nave…

Más posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *