Aliens, o del exoesqueleto

0 Flares 0 Flares ×

“Aléjate de ella, ¡puerca!”

banner ciencia vs ficcion 2

El 26 de Abril es el día de Alien, aquí va un pequeño homenaje a través de la mejor secuela (precuela, crossover o sucedaneos) de esta saga; Aliens, el regreso (1986).

Estamos en el tramo final de la película, el enorme procesador atmosférico ha explotado exterminando todo xenomorfo de la colonia. Los supervivientes han atracado en la Sulaco y se congratulan de su salvación, pero hay una enorme superviviente que les aguará la alegría.

La lucha entre la reina Alien y Ripley montada en el traje-montacarga es el culmún del film, no solo por la maestría del diseño, realización y montaje, sino también por la profetización del sueño de cualquier estibador: el exoesqueleto.

 

Anhelado militarmente

Como bien aparece en Aliens los primeros en buscar este tipo de solución para levantar o transportar pesadas cargas son los militares. Altos pesos debido a armas pesadas, municiones y material son de obligado transporte para los soldados, por ello serían uno de los primeros beneficiados de la existencia de estos exoesqueletos. En la actualidad hay varios prototipos que solventan esto, pero les falta el paso final hacia un uso generalizado.

Un prototipo fabricado por el laboratorio de neutomecánicas humanas de la Universidad de Michigan en EEUU y de nombre Fortis ayudaría a los soldados a llevar hasta 20 Kg de carga con un menor desgaste corporal.

Otro del mismo estilo es el HULC, este permite transportar con sus piernas de titanio hasta 90 Kg , y según su empresa productora; Lockheed, un soldado podría marchar a plena carga a 5 Km/h y correr brevemente hasta 16 Km/h con él puesto.

 

Usos civiles

También fuera de la industria militar se usan de forma puntual estos exoesqueletos. Aumento de movilidad en personas impedidas como el ReWalk, permite a las personas con lesiones de médula espinal volver a ponerse de pie y andar.

El prototipo de unos ingenieros italianos es el más parecido al aparecido en Aliens,  se trata de un exoesqueleto robótico con el cual se podría levantar hasta 50 Kg de peso en cada una de sus manos mecánicas.

El último ejemplo no se trata de un prototipo o de un futurible, sino de una realidad utilizada por  montadores de coches en Ford. Los exoesqueletos usados son un refuerzo para los hombros y la espalda ya que el peso y el esfuerzo se reparte hacia las caderas, reduciendo el riesgo de lesiones. Están fabricados de titanio y fibra de carbono ayudando a manejar cualquier cosa que pese más de tres kilos.

El principal escollo que tienen estas tecnologías son (por ahora) su alto coste y su baja autonomía, debido a las enormes baterías que necesitan para funcionar. Como vemos, estamos ante una prueba de “inspiración inversa”, donde una película insinúa un avance que en años posteriores se va haciendo realidad poco a poco.

Ahora… a ver Aliens.

Más posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *