Elementos sintéticos de la tabla periódica

0 Flares 0 Flares ×

Los nucleos sintéticos a partir del Z>92  son inestables. Incluirlos en la tabla periódica sin isótopo estable pudiera ser exagerado.

 

Orden en los elementos

La ordenación de los elementos de forma que se pudieran relacionar las similares propiedades observadas llevó varios decenios, con numerosas y muy distintas opciones. No es hasta el año 1869 cuando la propuesta de Mendeleiev fue la finalmente elegida por su natural sencillez. En esta tabla se acomodaban los 63 elementos conocidos hasta entonces y huecos para elementos todavía, en aquel entonces, no descubiertos.

Conforme avanzaban los años esos huecos se iban llenando poco a poco, como por ejemplo; con el Escandio en 1879 o el Germanio en 1886 y así hasta completar los 97 elementos conocidos hasta 1949. Gracias a nuevas técnicas como la espectrocopía, ciclotrón, aceleradores de partículas.

 

Fabricación/descubrimiento de nuevos elementos

Los aceleradores de partículas, ciclotrones, betatrones son los encargados de producir nuevos elementos mediante el lanzamiento de partículas (protones, deuterones, núcleos, etc) contra el núcleo de los elementos iniciales usados para tal efecto. Cuando la partícula de bombardeo se introduce en el núcleo diana las fuerzas nucleares ligan las partículas dando lugar al nuevo elemento al tener un numero nuevo de protones. Este nuevo núcleo posee un exceso de energía que debe eliminar en forma de radiación en caso de dar un núcleo estable y en forma de fisión si se ha obtenido un núcleo radioactivo.

Con esta técnica se obtuvieron 17 elementos más a partir de 1950, desde el número atómico 98 hasta el 112 inclusive 114 y 116.

 

Elementos artificiales

Son todos aquellos que no están de forma natural en la Tierra y son fabricados sintéticamente con técnicas como la anterior. Hay 26 elementos de este tipo, todos de núcleos pesados que hacen que sean inestables y por ende radioactivos. Para caracterizar esta inestabilidad se utiliza el término de “vida media”; tiempo que tarda en desintegrarse la mitad de los átomos del elemento de partida.

El elemento artificial de núcleo menos pesado es el 43, Tecnecio; este tiene varios isótopos pero todos ellos radiactivos, no posee isótopo estable.
Todos los elementos hasta el 83 poseen al menos un isótopo estable pero todos los existentes del 43 son inestables. El isótopo que posee una vida media más larga tiene unos 200.000 años. Todos los posibles que estuvieran desde el inicio de la historia del planeta ya han desaparecido, por ello hay que fabricarlo artificialmente.

 

Los más nuevos

Los elementos más nuevos producidos son cuatro y de número atómico 113,115, 117 y 118; producidos por primera vez respectivamente en 2003, 2003, 2010 y 2002. No es hasta el año 2016 cuando se les dio nombre Nihonio, Moscovio, Teneso y Organesón. La vida media de estos pesadísimos elementos es escasísima , de milisegundos, excepto el isótopo más estable del elemento 113, con 20 segundos.

 

¿Elementos?

La misma síntesis de estos elementos los hace dificilmente asumibles como elementos. Considerar elemento a un núcleo artificial y que por su elevado peso atómico sea inestable, desintegrándose por emisión de partículas parece un poco erróneo. Más cuando la vida media es irrisóriamente baja, milisegundos de vida o incluso pocos segundos hace imposible averiguar qué propiedades físicas o químicas posee. Esto hace más que tener un nuevo elemento, tener una nueva síntesis nuclear curiosa abierta a estudio.

La consideración de elemento como tal debería de estar sujeta a unos criterios un poco más estrictos que la sola síntesis de un nucleo con un protón más. Un punto sensato debiera ser la posesión de al menos un isótopo estable con un determinado (elevado) y consensuado tiempo de vida media para poder así obtener de manera experimental propiedades que pudieran caracterizarlo como un elemento más.

Un ejemplo representativo como modelo de lo planteado es la salida de la consideración de planeta a Plutón en el año 2006 y catalogado como planeta-enano o plutoide.

Más posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *