La constante de Einstein y la energía oscura

0 Flares 0 Flares ×

Einstein era un genio, pero vivió en una época donde las corrientes de pensamiento iban dirigidas hacia un universo fijo y estático. Sus ecuaciones de la Relatividad general contradecían esto y derivaban hacia un universo que debía de expandirse, por esto Einstein introdujo una constante a fin de fijar el tamaño del universo a uno estático.

Años más tarde y a la luz de los nuevos descubrimientos, Einstein denominó la introducción de la constante cosmológica (Δ) “su mayor error”. En 1929 Edwin Hubble descubrió y probó gracias a la radiación de fondo de microondas que el universo estaba en continua expansión.

 

Constante cosmológica (Δ)

El universo enfrenta dos fuerzas contrapuestas, la gravedad que tiende a agrupar la materia y la expansión procedente del Big-bang que tiende a separarla.

La constante (Δ) introduce un término de fuerza positiva que equilibra la gravedad a escala universal, permitiendo un universo estático.

Pero este equilibrio es demasiado inestable, cualquier mínima perturbación lo desequilibraría por ser una igualdad exacta de fuerzas. Cualquier pequeño cambio en la separación o acercamiento entre galaxias produciría el favorecimiento de una de las fuerzas, contrayendo o expandiendo de forma brusca e imparable al universo.

 

Expansión del universo

El ritmo de expansión del universo depende de la densidad de materia presente en él y como se vio en el anterior post “La geometría y el universo” la densidad promedio es muy cercana a la densidad crítica incluso incluyendo a la materia oscura (¿Existe la materia oscura o no?). Pero aquí hay que introducir también a la energía oscura, produciéndose un cambio radical afín a las observaciones de una expansión acelerada.

 

Energía oscura

Aunque pareciera que la velocidad de expansión del universo debería de ir disminuyendo con el paso del tiempo, es todo lo contrario. La velocidad de expansión no es solo elevada sino que cada vez es mayor y debido a la misteriosa energía oscura. Mediciones han dado resultados sorprendentes, el universo al inicio no se expandía sino se ralentizaba para luego acelerarse cuando la energía oscura se hizo predominante. Parece que a mayor espacio, mayor energía oscura y por ende incremento de velocidad de expansión.

En 2020 el lanzamiento del telescopio de exploraciónde infrarrojos de campo ancho investigará la existencia y propiedades de esta energía oscura.

 

 

Más posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *