Stargate, o distancias estelares

Stargate es perfecta para reflejar las enormes distancias estelares que existen en la Vía Lactea. Las puertas-agujeros de gusano son una solución perfecta a esto.

Fue la película que adentró a su director Roland Emerich en los blockbusters. Con unos adecuados y justos efectos especiales (los inicios del morphing) estamos ante una película entretenida; aunque decae un poco en la parte de la problemática del lenguaje en el planeta Abydos.

En esta película, como en sus derivados, utilizan unas puertas estelares para viajar entre planetas distantes. Estas puertas son generadoras de agujeros de gusano que permiten bordear la problemática del limite de la velocidad de la luz.

 

La Vía lactea

Nuestra galaxia es grande, enorme. Posee una forma en espiral compuesta de ocho brazos y donde la Tierra se sitúa a mitad de camino del centro galáctico en el llamado brazo de Orión; parte del brazo principal Sagitario. La galaxia posee un diámetro de 150.000 años-luz y un grosor medio de 1.000 años-luz, calculándose un número entre 100 y 400 mil millones de estrellas.

Aunque en las representaciones de la Vía lactea parezca una aglomeración de estrellas, la realidad es que la densidad media es de tan solo 7·10-9 g/cm3  ó  0’0028 masa de Sol por cada año-luz. El resto es vacío interestelar.

 

El sistema solar

Estos números también se dan en el sistema solar y es que las distancias astronómicas son enormes. El planeta más alejado del Sol es Neptuno y se halla a 4.504.300.000 Km de él. El más cercano es Mercurio con 57.910.000 Km de distancia.

Para hacernos una idea de tamaños y distancias lo mejor es relativizarlo. Siendo 1000 millones de veces menor, tendríamos un Sol del tamaño de una pelota de goma de gimnasia. La Tierra tendría el tamaño de una canica y estaría colocada a 150 metros del Sol. El más lejano, Neptuno, sería una bola de billar colocada a 4’5 Km. El más cercano, Mercurio, sería 1/3 dela canica y estaría  a unos 70 metros.

Son tan bastas las distancias en el Universo que la estrella más cercana a nosotros está a unos 4’37 años-luz. La galaxia más cercana es la llamada Can Mayor a  unos 25.000 años-luz de nuestro Sistema Solar. Esta se trata de una galaxia difusa que fue engullida por la nuestra y forma parte de ella. La galaxia independiente más cercana es la de Andrómeda a 2.000.000 años-luz, la cual se acerca a 300 Km/s, mas que colisión se producirá una unión de ambas galaxias produciendo una galaxia aún mayor.

 

Los antiguos

Parece que la construcción de estas puertas es la solución más inteligente para poder viajar entre planetas. Las puertas de la Via Láctea poseen 38 símbolos, por lo que hay 1.987.690.320 de posibles destinos al marcar 7 símbolos.

Parecen muchas, pero el número de estrellas en la galaxia, como se ha visto antes, son de 400.000.000.000. Así el número de posibles planetas que orbiten esas estrellas serán muy superiores a los de posibles destinos seleccionables. Ni los ancianos pueden llegar a todos lados.

También puedes disfrutarlo en audio-post:

Más posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *