Sunshine, o como se apaga el Sol

0 Flares 0 Flares ×

sunshine Otra vez una bomba nuclear para solventar un problema. Mil y una vez este pretexto ha sido usado para salvar a la malograda humanidad en la película de turno.  Esta vez ese uso indiscriminado del átomo es para reactivar nuestro Sol moribundo; o no, porque no se especifica el motivo por el cual el astro rey ha disminuido su actividad; y con ello la cantidad de calor que nos llega.

 Aparcaremos el motivo por el cual el Sol se está apagando y nos centraremos en la procedencia de la energía que despide. Está compuesto principalmente por Hidrógeno; este en el núcleo del astro sufre un proceso de fusión por el cual dos núcleos de Hidrógeno dan lugar a uno de Helio, desprendiéndose con ello energía.

 El proceso real de fusión se da mediante una serie de reacciones en cadena en la que entran en juego cuatro núcleos de Hidrógeno, desprendiéndose uno de Helio y otros dos núcleos de Hidrógeno (figura izq). El ritmo de consumo de Hidrógeno es a razón de unos 4 millones[m] de toneladas por segundo.

 La fusión se da en el núcleo del Sol debido a las altas presiones y temperaturas que allí existen, 15 [m] de ºC y el gas está comprimido unas 150 veces más que el agua.

 En el film que analizamos, el Sol se está apagando, algo que pasará cuando el gas Hidrógeno que posee se agote. Esto es algo que sucederá en un futuro, pero podemos estar tranquilos ya que tenemos la luz pagada hasta dentro de unos 5000 [m] de años. Primera premisa falsa de la película, aunque podemos considerar que dentro de esos años sigan existiéndo los humanos y continuemos restringiéndonos a vivir en la Tierra.

 Entonces nos encontramos en un futuro distante y el Sol se apaga, pero… ¿como se apaga una estrella?

 Pues bien, al consumirse el Hidrógeno del núcleo de la estrella, este no se puede reponer con el Hidrógeno de las capas superiores debido a las altas presiones reinantes allí y al Helio que se ha ido produciendo, ya que actúa de barrera (figura izq).

 

 Conforme va disminuyendo la emisión de energía la estrella empieza a contraerse; esto hace que aumente la temperatura y empiece la fusión del Hidrógeno de la zona que rodea al núcleo ya inerte. Al darse esto, la energía liberada empujará a las capas superiores de la estrella hinchándola hasta un diámetro de cientos de millones de kilómetros, las capas externas se enfrían y el Sol pasará a ser una gigante roja.

 Segundo falseo de la película; en el proceso de este aumento de diámetro del Sol este se tragará a los planetas Mercurio, Venus y Tierra; por lo que no habrá planeta desde el que enviar nave ninguna.

 Evitándo esto tan molesto y permitiendo una nueva licencia al film, lo ignoraremos.

 En la película el físico encarnado por Cillian Murphy encargado de la bomba anuncia que “se ha tenido que reunir todo el material fisible de la Tierra para fabricar la bomba”; partiéndo que en la misma película se dice que ya se había enviado una primera misión, ¿que material fisible quedaba para la segunda sino se contaba con hacer una segunda?. Además, sí han pasado 5000 [m] de años, ¿queda todavía?, ¿no lo gastamos todo?, es verdad, las energías renovables harán que no necesitemoscentrales nucleares en el futuro.

 Vale, también pasamos esto por alto. Llegamos a la misión en sí: lanzar la bomba por el polo sur del Sol enviándola al núcleo para reactivarlo.

 Suponiéndo que ese engendro mecánico llegara sano y salvo al núcleo (nótese la temperatura y presión allí), ¿que produciría una explosión nuclear allí?… pués no se sabe, pero me aventuro a decir que reactivar el Sol no.

 Sí es una bomba de fisión; esta generaría energía, neutrones y dos tipos de núcleos pesados (figura izq). De la primera sería como un chispazo de un mechero en medio de un incendio forestal, los neutrones y los núcleos pesados se quedarían allí y santas pascuas, porque no hay aporte de Hidrógeno que es el combustible necesario.

  Sí es una bomba de fusión (la famosa bomba H); entonces se produciría energía, Helio y neutrones (figura izq). Seguimos en las mismas, sin aporte de nuevo Hidrógeno.

 Pedazo de fracaso de misión, no tendrían que haber enviado a esos ocho insconscientes.

 Para seguir con el análisis supondremos que sí tiene éxito la misión. Primero; viendo el consumo del Sol al inicio de este escrito, el aporte es ínfimo. Segundo; el intrépido físico dirigiéndose a alguien en la Tierra afirma “sí tenemos éxito, lo sabrás el tiempo que tarda en llegar la luz del Sol, ocho minutos”. Bien cierto que es; ocho minutos tarda la luz del Sol en llegar a la Tierra, pero desde su superficie no desde el núcleo que es donde ha llegado la bomba.

 La energía en forma de fotones producida en el núcleo del Sol tarda unos cientos de miles de años (llegando al millón de años incluso) en recorrer los 700000 Km de diámetro del astro, ya que sufre un continuo choque con las demás partículas allí presentes.

 En fín, he aquí algunos puntos flojos de la película dirigida por Boyle.  En su favor hay que decir que es una película entretenida pero algo presuntuosa y con un ritmo lento, aunque hace bien su labor de pasahoras.

Más posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *